¿Comer hidratos por la noche es bueno o malo?

Cuando escuchamos a alguien afirmando que la ingesta de carbohidratos por las noches no es para nada beneficioso, solemos alejarnos de la idea de comer alimentos ricos en hidratos, todo con el fin de evitar engordar o desarrollar algún problema de salud.

De hecho, esto es algo que la inmensa mayoría suele creer con escasos motivos.

La realidad es que las cosas no son como parecen y mucho menos los carbohidratos  se transforman en grasa una vez que cenamos y nos preparamos para dormir.

Antes de comenzar  a desglosar este interesante tema, queremos aclarar unas cuantas cosas con respecto a la quema de calorías durante la noche y qué es lo que los estudios científicos reflejan de esta controversia mundial.

¿Es posible quemar calorías mientras se está durmiendo?

Responder a esto es de lo más sencillo. Saber si se quema calorías o no mientras se duerme basta con utilizar la fórmula de metabolismo basal.

Esta fórmula no es más que una ecuación el cual nos permite saber cuál es la cantidad total de calorías que necesitamos para mantenernos vivos siempre y cuando pasábamos todo el día acostado en la cama.

Es gracias a esta misma fórmula que también se puede conocer el número total de calorías que se quema al estar acostado durmiendo.

Por ejemplo, si eres una persona de 27 años de edad y mides 183cm y además de eso tienes un peso de 82 kilos. Con estos datos, tu cálculo basal sería poco menos de 2000 calorías diarias.

Un dato interesante es que este valor basal no varía, lo que quiere decir que sin importar si te estás moviendo o ejercitando o estás en suspensión, esta se mantendrá igual.

Es más, mientras duermes y con estos valores estarías quemando cerca de 650 calorías. Que si te pones a pensar por un momento, no es una cantidad mínima y eso solo lo haces mientras duermes.

Ahora, con todo esto que te acabamos de mencionar ¿crees que comer hidratos por la noche implicaría un aumento de peso y problemas de salud?

Con este simple cálculo basal queda demostrado que no.

¿Qué es lo que los estudios dicen al respecto?

El mito sobre que es poco saludable comer hidratos por la noche queda totalmente desmentido una vez más gracias a un estudio realizado en abril de 2011.

Y la verdad es que fue un estudio sencillo pero con resultados prometedores. En este estudio se tomó una muestra tanto de hombres como de mujeres sanos y cuya edad se encontraba entre los 22 y 55 años.

Esta muestra fue dividida en dos grupos. Uno de ellos iba a consumir todos los carbohidratos posibles durante el día, mientras que el otro grupo iba hacer la misma ingesta durante la cena.

Eso sí, ambos grupos comerían la misma cantidad de carbohidratos y el mismo nivel de calorías. Este último dato se encontraba entre los 1300 y 1500 calorías por día.

El estudio se llevó a cabo durante 6 meses completos basados en la misma dieta.

¿Qué es lo que los estudios dicen al respecto?

Para sorpresa de algunos, aquellos que consumieron carbohidratos durante la noche perdieron alrededor de 2% de su peso y grasa corporal, en comparación de aquellos que comieron hidratos durante el día.

Así que gracias a estos resultados, aunque no está del todo demostrado que comer hidratos durante la noche sea bueno o malo, pero los resultados hablan por sí solos.

Al final, lo que más importa son la cantidad de calorías que ingieres, así como también los macronutrientes que consumas en tus comidas.

¿Es posible que los carbohidratos se conviertan en grasa?

La respuesta a esto es ambivalente ya que tiene parte verdadera y parte falsa. Al igual que otros tipos de macronutrientes, los carbohidratos pueden convertirse en grasa sin importar la hora en la que son consumidos.

Más bien el factor que puede tornar la ingesta de hidratos durante la noche es la cantidad y los niveles de glucógenos que adquieras. ¿Tiene sentido para ti? Pues la verdad es que si lo tiene.

Volviendo al ejemplo de la ecuación basal, si tu ingesta necesaria para mantenerte vivo son 2000 calorías por día, el simple hecho que consumas 500 calorías más todos los días supone un riesgo para tu salud.

De igual forma que si consumes menos de lo necesario, tu cuerpo comenzará a reflejar los cambios como la pérdida de peso.

Así que te recomendamos que conozcas cuántas calorías necesitas por día y con base a ello, comas la cantidad de hidratos necesarios. Bien puedes hacerlo durante el día o durante la noche. Da igual, porque te estarás centrando en la cantidad justa que ya conoces.

Deja una respuesta