¿Qué significa el Carnaval y cuál es su origen?

El Carnaval es una popular celebración que se manifiesta en los países que poseen una tradición cristiana, como formación complementaria de su cultura. Su extensión es de tres días, y el comienzo de esta se presenta previamente al comienzo de la cuaresma.

Origen de la palabra “Carnaval”

En estas celebraciones se definen algunas cosas en particular y se manifiestan varias tradiciones, una de estas es que las personas que suelen celebrar estas fechas, tienden a usar máscaras y disfraces que se tornan de muchos colores y con una apariencia algo pintoresca.

También son ejecutados los llamados desfiles con comparsa, ya que son una relevante tradición para estas fiestas populares. Las fiestas son diferentes en cada año, pero las celebraciones se manifiestan entre los meses de febrero y marzo.

La fecha exacta está condicionada por el calendario litúrgico, esto debido a lo comentado anteriormente sobre la cuaresma, ya que se relacionan directamente. La cuaresma se define como la celebración de los devotos a Jesucristo, donde conmemoran su resurrección.

Las celebraciones comienzan siempre en un día domingo y finalizan en un día martes de esa misma semana. El martes se considera el más importante, ya que el día siguiente es el comienzo de la cuaresma, donde proceden a realizar la tradición pertinente: las cenizas.

Tanto el concepto como el origen etimológico del Carnaval son provenientes de Italia, donde logran hacer referencia a los días previos a la cuaresma, como ya habíamos comentado, por este motivo ya se acepta que la palabra deba escribirse con una letra mayúscula al iniciarse.

El concepto generado para el carnaval está combinado y tiene una buena relación con la religión, es considerado como un símbolo, ya que en esos días se representa la despedida de la carne, refiriéndose a los cuarenta días que pasarán posteriormente al Carnaval.

Por eso las personas que siguen la religión cristiana, deben evitar el consumo de la carne roja en esas fechas.

Historia del Carnaval

Historia del Carnaval

Los historiadores han colaborado con su posición acerca del origen del Carnaval, indicando la mayoría que fue originado a las antiguas ciudades de Sumeria y de Egipto, por ende es una tradición que tiene más de cinco mil años de ser creada.

El Carnaval también era celebrado en ciudades muy famosas de Grecia y del Imperio Romano.

Desde ese entonces, la costumbre tuvo una ampliación fuerte por Europa, después llegó al continente americano mediante los navegantes españoles y los navegantes portugueses, que comenzaron la época de colonización en ese territorio exactamente para el siglo XV.

Otros historiadores afirman y argumentan el origen en el culto que se le realizó a Baco en la ciudad de Roma, ligado al ejecutado a Dionisos en Grecia. Ya en Roma se celebraban los Saturnales, Bacanales y las Lupercales.

Estas fiestas poseían algo que las relacionaban: las celebraciones de origen espiritual y religioso. Aparte también se denominaban como un ritual sagrado donde debía abundar la sátira, el desenfreno y el desorden civil.

Ya en Grecia, en los países teutones y en Roma, existía una costumbre muy particular que era la de pasear un barco que tenía ruedas y era llamado como carrus navalis, lo curioso de esto es que en la parte superior tenía una representaciones de danzas satíricas y algo obscenas.

Hasta ahora se conoce que la práctica nació en el siglo VI a.C. exactamente en Grecia, para después ser adaptada por el Imperio Romano finalizando el siglo. Un dato interesante, es que los soldados romanos tomaban al más hermoso de ellos para colocarlo como el rey del Carnaval.

Lograban imitar o emular la devoción hacia él, ya que le otorgaban los beneficios y los vestían de igual manera a un Rey legítimo.

Por ese tiempo de la celebración, tenía el mismo poder de un Rey sobre todos sus soldados, el detalle es que después de terminar la celebración, deberán suicidarse justamente frente al altar del dios Saturno, el cual estaba representando.

Ciertamente, el Carnaval es visto como una celebración que logra la unión de muchas personas por un mismo fin, generando así la continuidad de esta tradición que han tenido los antepasados a lo largo de la historia.

Deja una respuesta